www.ionapel.com

www.ionsl.com

 www.ionsl.es

www.ion.gal

www.ionlugo.es

La Chispa Gallega®

 

Pastores eléctricos

Cercos eléctricos  

Cercas eléctricas

Electrificadores de cercas

ION Aplicaciones Electrónicas®

Presentación del sitio Quiénes somos Temas de este sitio web Formulario para contactarnos Enlaces de interés Tarifa de precios Página de inicio

 

 

 

 

Videos:

Labranza tvg

tvg Premio

Otros temas:

Finca experimental de ION

Catálogo

Premio ION 

    

Antifuga para caracoles

 

El sistema antifuga eléctrico para caracoles es totalmente efectivo para individuos adultos y el más limpio, siempre que se instale correctamente. Además, evita la entrada de pequeños animales como babosas, reptiles, roedores, etc. En cuanto a los alevines, también suele dar buenos resultados pero su instalación es más laboriosa y el electrificador debe ser de baja potencia o colocar un atenuador ATN-1 para alimentar la valla de los pequeños, usando el mismo electrificador de los adultos u otro distinto, pudiendo regular la tensión desde 0 hasta el voltaje deseado. Este sistema sólo sirve para pequeños recintos de unos 50 metros lineales y solamente es recomendado su uso si no se dispone de otros medios.

Para construir un sistema antifuga necesitamos un electrificador (pastor eléctrico, boyero, guardián, vaquero, etc., según se denomine en cada país o región)  y una cerca diseñada especialmente para estos animales.

El electrificador debe ser un aparato normalizado como los usados en ganadería, que genera impulsos cortos de milisegundos a intervalos de 1 segundo aproximadamente y a una tensión entre 5.000 y 10.000 V. y de muy baja intensidad.

Conviene que la salida de corriente sea de muy baja impedancia, ya que al alimentar una cerca húmeda la caída de tensión en el bobinado de salida del aparato es considerable, por lo que adaptamos cualquier modelo del catálogo para este fin. En instalaciones al aire libre puede ser necesario usar aparatos que suministren considerable energía  (1 Julio P. Ej.) aunque por lo general es suficiente con 150 mili julios e incluso bastante menos. El problema puede surgir cuando la cinta C-40, usada como cerca, se empapa de agua permanentemente y el aparato no suministra suficiente energía para superar las perdidas. Para evitarlo se puede proteger con una especie de tejadillo que cada cual puede ingeniarse o comprar en el mercado, una solución  puede ser  colocar sobre la cinta canalones de plástico invertidos. En caso de que la instalación esté protegida de la lluvia, nos queda el problema de los aspersores, que se pueden intentar colocar de forma que no incidan directamente sobre ella.

En zonas propensas a cortes de suministro eléctrico se debe usar un aparato alimentado por pilas o batería, bien sea recargada con energía de la red o con luz solar. Pensar que a la hora de una tormenta es cuando nos podemos quedar sin suministro eléctrico y también cuando la actividad del caracol se multiplica. Entre los modelos más recomendados están el HB, HCR, HBR, HSS-M y HCP.

El modelo HB acoplado a una batería B-36 ó B-46 y a un cargador CR-20/CP, proporciona óptimos resultados por un precio módico. Además, al disponer de tres escalas de potencia se puede seleccionar en cada momento la más conveniente. Funciona entre 50 y 200 horas en caso de corte eléctrico, dependiendo de la potencia seleccionada y del tipo de batería. En caso de no disponer de electricidad el cargador puede sustituirse por una placa solar. Si la instalación requiere más de un aparato la alimentación puede ser común. También puede usar una batería tipo automóvil y un panel solar que suministre la energía necesaria, o disponer de 2 baterías y un cargador convencional e intercambiarlas cada unos 15 días.

Fig. 1

Detalle de cajón de madera con borde de chapa metálica y un hilo electrificado.

 

La cerca no debe colocarse a demasiada altura del suelo (30 ó 40 cm.) por si los caracoles se caen al recibir la descarga que no se rompan el caparazón. Hay muchas maneras de construirla, lo mínimo es con dos alambres paralelos, al menos uno de ellos aislado, separados algo menos de 1 centímetro y conectando uno al vivo y otro a la masa (tierra) del electrificador; cuando el caracol los toque cerrará el circuito y recibirá la descarga. Si dispusiéramos de  un cajón metálico bastaría con darle masa (conectar el terminal de tierra)  a la estructura y colocar 1 ó 2 hilos electrificados por la parte superior interna.

Fig. 2

 Detalle de conexión eléctrica de la cinta C-40 y de amarre con hilo sobre aislador AC-2.

Nuestra cinta C-40. Cada cual puede ingeniarse una cerca a su manera, bien sea con alambres paralelos o de cualquier otra forma pero lo mas práctico es usar cintas especiales para este fin. Existen en el mercado, principalmente en Francia, cintas con láminas de acero inoxidable, pero su precio es demasiado elevado y los conductores crean problemas por estar demasiado próximos. Nosotros hemos diseñado una cinta robusta, económica, duradera y eficaz. Tiene 4 centímetros de ancho y está compuesta por 80 monofilamentos de polietileno con tratamiento contra rayos ultravioleta y 8 hilos conductores  de acero inoxidable de 0,40 milímetros de diámetro formando 4 líneas, cada una de 2 hilos y separadas entre si un centímetro. Esta cinta hay que colocarla sobre una superficie o soporte aislante. Lo mejor es coserla con hilo de nylon sobre una rejilla o tela plástica como la de sombra, pero si se coloca sobre madera, cemento, hierro, etc., es necesario usar el aislador AC-2 o similar, de forma que los conductores sólo se pongan en cortocircuito cuando un caracol intente pasar sobre ellos. Se deberá unir (ver figura 2) la 1ª línea conductora con la 3ª y la 2ª con la 4ª, de esta forma tendremos dos cables de alimentación, uno lo conectaremos a la salida de línea del electrificador y el otro a la de toma de tierra. No conecte la cinta a una batería o fuente de corriente continua, pues, además de que los resultados son dudosos, al estar en un ambiente húmedo termina deteriorándose por efecto electrolítico.

Este sistema, bien instalado, constituye una barrera infranqueable, cada línea está a un potencial distinto de la más próxima de forma que cuando un caracol se acerque a dos de ellas recibirá la descarga y retrocederá.

Un electrificador puede alimentar cientos de metros de cinta, incluso más de mil si se mantiene seca, ya sea en un solo circuito o ensamblando varios compartimentos.

Es conveniente limpiar la cinta con cierta frecuencia, mejor con agua a presión, y es normal que a veces se produzcan descargas eléctricas entre las distintas líneas debido a la suciedad depositada, a insectos o babosas que se quedan pegadas, o a la misma baba del caracol; pero no por eso pierde eficacia a no ser que el cortocircuito sea total, pues la energía del electrificador debe ser sobrada.

La unión entre varios circuitos (cajones/hamacas) debe hacerse de forma correcta. El cable que va a la salida de tierra del electrificador puede ser cualquier conductor o simple alambre desnudo, aéreo o enterrado, e incluso la conexión puede hacerse por picas de toma de tierra; pero el de la salida de línea debe ir aéreo con sus correspondientes aisladores o bien subterráneo usando cable de alto aislamiento como el C-50. (similar a los del encendido de los motores). Nunca utilizar cables normales bajo tierra, pegados a estructuras metálicas, muros, etc. Y de ninguna manera colocar el positivo y negativo juntos (vivo y neutro formando parte de la misma manguera) a no ser que se use conductor con aislamiento superior a 10.000 voltios; los cables usados en instalaciones eléctricas no superan los 1000 voltios de aislamiento. Es conveniente unir el final de la cinta con el principio, pero no necesario; si se une, poner cuidado en no invertir el orden de las líneas conductoras, pues podría cortocircuitarse y perder toda la eficacia.

La cinta se puede colocar en sentido vertical u horizontal. Si se hace en horizontal (volando) no hace falta que esté sobre una superficie aislante y puede graparse un lateral sobre una tabla de madera u otro material, el otro lateral deberá reforzarse, por ejemplo, con una cuerda de nylon tensada en los extremos o con soportes intermedios para que no se caiga.

En vertical, lo mejor es coserla sobre una tela tipo mosquitera, sombra, etc., o usar el aislador AC-2. Si se grapa sobre una superficie aislante tener cuidado en no cortocircuitar las líneas conductoras ni clavar entre ellas, y usar grapas inoxidables.

Para comprobar la tensión entre las líneas conductoras es conveniente disponer de un voltímetro especial A-19 y vigilar que no baje de 1000 voltios, pero, con un poco de práctica y disponiendo de un destornillador con mango aislado, se puede hacer puente entre los hilos conductores hasta que salte arco; cada milímetro de longitud de la chispa equivale a unos 1000 voltios. Otro comprobador más económico que también sirve, es el CL.

 Esquema teórico para adultos y alevines. Para pequeños no más de 50 m. con cinta A-15

 Detalle de conexión de varias mesas sin cortar la cinta.

El aislador AC-2. Hemos explicado que una buena forma de colocar la cinta C-40 es sobre una malla aislante plástica, pero esto no siempre es conveniente ni posible. Como en el mercado mundial no encontramos un aislador adecuado para instalarla sobre superficies más o menos conductoras, diseñamos el AC-2, que, como todo, será imitado y perfeccionado. Quisiéramos que la instalación resultase más sencilla pero nos encontramos con la dificultad de no poder incorporar ningún cierre plástico, ya que los caracoles los aprovecharían para huir. Observando las figuras, se comprende fácilmente la forma de amarre, éste puede hacerse con bridas plásticas o con hilo de nylon. Además del hilo o las pequeñas bridas, debemos disponer de una aguja curvada o una lezna de zapatero de punta curva. Estos materiales los podemos suministrar, pero se pueden adquirir con facilidad en el mercado ya que se usan para coser sacos, en trabajos de tapicería, de cuero y cirugía animal.

Aislador AC-2 para cinta C-40 de caracoles y otros usos.

 Aislador AC-2 para cinta C-40 y otros usos.

Calentando una aguja normal se puede curvar. También se pueden usar los hilos de la misma cinta para coserla al aislador o sobre malla, cortándola en trozos suficientemente largos para poder atar y deshilándola, tarea muy fácil. Al instalarla procurar tensarla bien para que no quede ondulada.

La separación de 7 milímetros que marca el aislador entre la cinta y la pared es necesaria para facilitar la ventilación y limpieza, y para que no se acumule suciedad entre ambas que ocasionen cortocircuitos. Es obvio que este sistema no sirve para los primeros días de vida del caracol, que, por otro lado, tampoco se necesita.

Este aislador también puede emplearse como soporte de dos alambres para ahuyentar aves y otros animales.

Amarre con bridas.

Cosiendo con aguja curvada.

Cosiendo con bridas de 2,5 X 80 mm.

Cosiendo con hilo.

Detalle de esquina, los aisladores deben quedar a unos 3 centímetros del vértice.

Cinta instalada sobre madera con aisladores cada 30 cm. amarrados con tornillos de 3 X 10 mm.

8 HCR,s electrificando líneas de hamacas.

Instalaciones de Cogaproca.

(Cooperativa gallega de productores de caracol)

Un HCR electrificando 20 hamacas en línea.

Instalaciones de Cogaproca. Teléfono, 986 559 733.

(Cuenta con un centenar de socios en Galicia)

Cinta C-40 sobre malla antifuga conectada a un electrificador rechazando los caracoles que han burlado los volantes.  (Explotaciones Rodrigrey)

Malla antifuga reforzada con cinta C-40 para una protección más segura.

(Explotaciones Rodrigrey)

 

Vista aérea de las Instalaciones Rodrigrey en Ortigueira,  A  Coruña. Comercializa alevines y reproductores de producción propia. Teléfonos 629 692 824 y 626 623 047.   E-mail: rodrigreygranas@yahoo.es

 

En links/enlaces, consultar: Todo sobre caracoles

NOTA: La cinta C-40 puede usarse para ahuyentar aves como cigüeñas, palomas y otras. También para impedir el paso de roedores, reptiles, etc.

 ENVIAR UN CORREO

Advertencia: Agradecemos que no nos consulten sobre la problemática de la cría de caracoles, nuestros conocimientos se limitan al sistema de antifuga eléctrico.

                                                                                                        

 

Electrificadores | Controles y Mandos | Aisladores  | Cables y accesorios de unión | PortacablesPostes Portátiles | Comprobadores

Accesorios y Repuestos | Instalación de cercas | Pilas y Baterías | Energía solar y eólica | Antifuga caracoles | Varios | Normativa

Garantía y Calidad | Otros usos del pastor | Ventajas de la cerca eléctrica | Precios | Enlaces de interés | Editorial | Historial  Página de inicio Inicio

Copyright © 2001 ION Aplicaciones Electrónicas ®