LA TOMA DE TIERRA

 
Principal fallo de las cercas eléctricas (pastores eléctricos).

Por Daniel López González



El sistema de pastoreo eléctrico utiliza la electricidad como barrera psicológica, no es necesario darle fortaleza física al alambrado sino que lo esencial es el alto poder de conductibilidad. El principio básico es el de un circuito abierto que precisa de algo que lo toque (el animal, en este caso) para que lo cierre, momento en que recibe la descarga. Controla todo tipo de animales: desde un elefante a un caracol.
Cuando el animal toca el alambre, la electricidad pasa al suelo a través de su cuerpo, viaja hasta la toma de tierra y llega al electrificador (pastor) cerrando el circuito.
 

 

La cerca eléctrica funciona como una correa de transmisión. Es tan importante, o más, la conductividad de la tierra que la de la cerca. Una correa floja equivale a una mala tierra.


En Galicia se comenzó a usar el pastor eléctrico a finales de los años 60, pero desde entonces todo ha cambiado y hoy se ha convertido en una herramienta imprescindible de trabajo. Por aquellos años el ganadero tenía 6 ó 12 vacas, eran más las personas y con más tiempo para cuidarlas. Se instalaba el sistema de forma provisional para pastos temporales como una ayuda del pastor humano, pues casi siempre se quedaba con el ganado. De ahí viene esa rutina de muchas personas que no tomaron conciencia de cómo se debe hacer una instalación para que resulte eficaz.


Para instalar una cerca eléctrica necesitamos disponer de 4 elementos:


1.- Electrificador (pastor eléctrico)
2.- Sistema de toma de tierra
3.- Alambre adecuado
4.- Buenos aisladores.

El Electrificador (Pastor)

Es el principal elemento y motor de la instalación, se alimenta de una fuente de energía que puede ser la red eléctrica convencional, una batería recargable, una pila o una placa solar y acumulador. Tiene dos salidas por las que emite impulsos eléctricos de hasta 10.000 V. a intervalos de un segundo y de una duración de 0,003 segundos con una energía máxima de 5 Julios. Los electrificadores de pilas sólo se fabrican en baja potencia, no superan los 0,25 Julios. Esta corriente provoca un "choque" eléctrico sin peligro para quien lo recibe, pero debe ser lo suficientemente fuerte para que el animal lo recuerde y no vuelva a tocar el alambre. Un electrificador puede alimentar una cerca de más de 100 Km. Una de las salidas se conecta a la cerca y la otra a la pica o picas de tierra.

La Toma de Tierra

Una insuficiente toma de tierra es la causa principal del mal funcionamiento de las cercas eléctricas. Es como si acopláramos la polea de un motor a la de una máquina con una correa floja; en vez de hacerla girar, patinaría. Aquí ocurre lo mismo, cuando el animal cierra el circuito necesitamos que la toma de tierra "tire" de la corriente para que pase a través de su cuerpo. Un ejemplo claro lo tenemos en las aves que se posan en las líneas de alta tensión, por los cables circulan miles de voltios pero no sienten ni cosquillas: falta tierra.

En terrenos húmedos y cercas cortas puede usarse una pica de unos 30 cm., que generalmente suministra el fabricante y
que, en algunos casos, sirve de soporte al aparato.

En suelos poco húmedos o cercas grandes hay que construir una toma de tierra con piquetas profundas, lo ideal es colocar tres tubos galvanizados de una pulgada (cuanto más diámetro, mejor, más superficie de contacto) enterrados a más de un metro, bien unidos entre sí por alambre galvanizado grueso, separados unos dos metros y mejor haciendo un triángulo.
En las instalaciones fijas no se aprecian inconvenientes para la construcción de este tipo de toma, ¿Pero en las portátiles, que son la mayoría en muchos países? En este caso, la solución puede estar en clavar una varilla o tubo metálico a más de un metro de profundidad en el lugar de cada finca donde habitualmente se coloca el electrificador, de forma que no sobresalga del suelo para que no sea causa de peligro para personas, animales o las ruedas de un tractor. Cuando se coloque el aparato basta con clavar la pequeña pica - soporte de forma haga contacto con dicho hierro. Comentarios que recomiendan clavar un clavo en un árbol como toma de tierra resultan irrisorios. Además, la comprobación de su inutilidad es fácil: si tenemos una buena toma de tierra y conectemos la cerca a un clavo clavado en un árbol veremos que baja la tensión pero sólo relativamente. A la larga lo que se consigue con este sistema es que el árbol se seque.

Algunas personas se quejan de que en verano la cerca eléctrica deja de ser eficaz y la causa está en la toma de tierra. La corriente no circula por la superficie del terreno, aprovecha la humedad del subsuelo para desplazarse por lo que hay que clavar lo más profundo posible.
 

 

En zonas áridas, la tierra no puede usarse como conductor por si sola, deberá complementarse con un segundo alambre sin aislar que se conectará a la toma tierra del aparato y es conveniente  unirlo a picas de tierra cada cierta distancia.

 

Forma de comprobar la Toma de Tierra

 
Poner a tierra el cable de la cerca a unos 20 metros del electrificador, colocar una mano en la/s pica/s de tierra y la otra en el suelo, si se nota que hay corriente es que  está mal construida. En este caso, se deberá profundizar más  o colocar más piquetas hasta  verificar que no desprende tensión.

Para comprobar si la pica desprende corriente, colocar una mano en la pica y otra en la tierra, pero mejor comprobarlo con  un voltímetro digital. En este caso la lectura no debe sobrepasar 300V.

 

Alambre Adecuado


Existen en el mercado muchos tipos de cables y cintas para cercas eléctricas, pero hay que partir de la base de que cuanto mayor sea el diámetro del conductor, mas lejos llegará la corriente. Los populares cables de nylon  con hilitos metálicos están bien para usar en cortas distancias en pastoreo rotativo por lo fácil de recoger y colocar, sin embargo, cuando se trata de cercas de más de 1 Km. y en especial si son perimetrales, debemos colocar alambre galvanizado o de aluminio con un diámetro  mínimo  de 1.8 mm. También existen cables compuestos por varios alambres trenzados que dan buen resultado y no son rígidos como el clásico galvanizado. En cuanto a los de nylon, los hay con más o menos conductores y éstos pueden ser de aluminio, cobre o acero inoxidable. Entre los más comunes, los de mejor resultado son los de acero inoxidable que suelen ser de 3, 6 ó 9 conductores. Los colores carecen de importancia ya que la mayoría de los animales no los distinguen, aunque el blanco siempre destaca mas.

 

 

La altura de los alambres debe ser adecuada al tipo de animal a cercar. Una cerca segura debe tener 3 hilos y el del medio debe ser conectado a la toma de tierra del electrificador. O sea, uno arriba y otro abajo aislados, conectados a la salida de línea, y otro en el centro sin aislar. Este sistema da muy buenos resultados en terrenos secos y arenosos, y en especial en la protección de cultivos contra el jabalí, pues, tanto si intenta entrar por encima del cable central como por debajo, cerrará el circuito y recibirá la descarga de lleno.

 

 

Aisladores

 

En el mercado se pueden encontrar decenas de tipos de aisladores. Los hay para clavar, con tornillo para madera o hierro, para colocar en varillas metálicas, etc. Otros son especiales para esquinas, puertas, etc. Además, unos son adecuados para cintas y otros para hilo o alambre.

Debemos aislar bien el cable de la cerca y vigilar que no toque en nada  que no sean aisladores, en este cable hay miles de voltios que están buscando por donde escaparse a tierra, si lo hacen la cerca pierde eficacia.

Es costumbre entre algunos ganaderos intentar aislar con cualquier plástico que tienen a mano, cuando lo hacen sobre postes de madera aún puede dar cierto resultado, pero sobre hierro difícilmente podrá funcionar; y cuidado con las gomas de caucho que son conductoras. Sí que se pueden hacer aisladores con tubos de PVC, anillas de cadena de plástico u otros materiales, pero lo que ahorramos en la compra lo gastamos en mano de obra y nunca serán mejores que los del comercio.

 

También debemos saber que los cables existentes en el mercado para instalaciones eléctricas no sirven para las cercas, su aislamiento no suele soportar más de 1000 V. y un electrificador genera 10 veces más. Para pasos subterráneos existen cables con aislamiento de 20.000 V.

 

Dos formas de cruzar un camino: con cable subterráneo de alto aislamiento o cable aéreo soportado por aisladores.

 

Conclusión

 

Para que una cerca eléctrica funcione correctamente es necesario que la toma de tierra esté bien construida, que los aisladores y los cables sean los adecuados y que el electrificador suministre la energía suficiente. No tiene más secreto.

 

Consulte: Instalación de una cerca eléctrica

 

 

 

 

VOLVER A ENLACES

Electrificadores | Controles y Mandos | Aisladores  | Cables y accesorios de unión | PortacablesPostes Portátiles | Comprobadores

Accesorios y Repuestos | Instalación de cercas | Pilas y Baterías | Energía solar y eólica | Antifuga caracoles | Varios | Normativa

Garantía y Calidad | Otros usos del pastor | Ventajas de la cerca eléctrica | Precios | Enlaces de interés | Editorial | Historial  Página de inicio Inicio

Copyright © 2001 ION Aplicaciones Electrónicas ®