PASTOREO ROTATIVO

El pasto es el recurso más barato que poseen los productores ganaderos de nuestro país para alimentar su ganado; pero debieron ingeniárselas para que el pasto disponible no se agote. Hasta hace unos años el método utilizado era el "pastoreo continuo". Esto, significa la permanencia continua de los animales en la pastura, lo que lleva en poco tiempo, al sobrepastoreo y por lo tanto a la destrucción de la misma. Es casi inviable en este sistema, regular o mantener una carga animal óptima, así, el potencial productivo de la pastura se ve perjudicado.

EFICIENCIA Y PRODUCTIVIDAD: Realizar este tipo de pastoreo significa, sobre un lote subdividido (de formas alternativas) rotar la hacienda tratando de no castigar la productividad de la pradera ni la ganancia diaria en kilos de los animales. Comer racional pero intensamente la pastura de una determinada manera, y luego cumplir con el período de descanso preestablecido de la misma.

De este sistema podemos obtener muchos beneficios y en él tenemos que tener en cuenta los siguientes factores:

ESPECIE COMPONENTE DE LA PASTURA: La alfalfa en nuestro sistema responde bien al manejo del pastoreo rotativo, al igual que el reygrass perenne, pasto ovillo, festuca, trébol blanco, etc.. Según la especie y a medida que avanzamos en el estado de madurez se incrementa la producción de materia seca, esto de todas maneras debe equilibrarse con la calidad y digestibilidad de la misma. Calidad y cantidad son inversamente proporcionales.

CARGA ANIMAL: Aquí nos referiremos a la cantidad de animales por unidad de superficie. En el caso de tener una carga animal baja (mayor cantidad de pasto que el requerido por los animales) no se ganará nada en términos de producto animal a través del pastoreo rotativo comparado con el continuo.

TIPO DE PASTOREO ROTATIVO: Podemos establecer que si se aumenta el número de parcelas dentro de un potrero será mejor, pues admitirá un número breve de pastoreo con una alta carga ganadera por unidad de superficie y período de descanso más prolongado. Esto último se puede explicar más fácilmente diciendo que si partimos de la primera parcela (en un lote muy subdividido) para volver a ella tardaremos mucho más, y por lo tanto va a tener más tiempo para recuperarse y rebrotar adecuadamente. La correcta planificación de este sistema requiere un conocimiento profundo de los suelos, especie componente de la pastura, el forraje ofrecido, la carga animal instantánea y la relación entre el largo y el ancho de la parcela. Un potrero rectangular puede dividirse en parcelas menores. Nº1 (A - B).

 

 

 

 

Debe tenerse en cuenta que una mala relación largo-ancho puede provocar situaciones de sobrepastoreo. El "tiempo de pastoreo" por parcela debe ser suficientemente corto para que el animal no alcance a consumir la base los rebrotes de las especies y para que siempre coma pasto limpio y fresco. Un día más de permanencia resentiría el rebrote de pastura, debido a que los animales comen muy bajo y también bajaría la ganancia diaria de los mismos en pastoreo. En nuestra región se habla normalmente de la "ley del puño", en la cual se deben echar los animales a la parcela cuando la altura y el rebrote es mayor a la altura de dos puños, y se deben retirar cuando esta llegue a la altura de un puño.

 

 

 

 

Cuando la producción de pasto excede la demanda de los animales podemos seguir dos caminos: uno sería cortar y realizar reservas forrajeras; otro (seguramente el más importante) sería utilizar subdivisiones dentro de las anteriormente realizadas. En este momento es donde se vislumbran los beneficios del uso de la cerca móvil eléctrica (carretel, hilo electroplástico, varillas, aisladores, y demás accesorios) que permiten flexibilizar la superficie a pastorear manteniendo la carga óptima. El período de descanso de la pastura debe ser suficiente para que se restablezcan las reservas de las especies integrantes de la misma y la parcela quede en condiciones de ser pastoreada nuevamente. Un descanso excesivo afecta la calidad del pasto.

El callejón ya existente en el diseño inicial cumple varias funciones:

-Circulación ordenada de los animales.

-El período de rumia debe cumplirse sobre él.

-Si las heladas son frecuentes como ocurre en la región pampeana, mientras esto suceda los animales deben permanecer en él, evitando así el pastoreo y la destrucción de las especies componentes de la pradera.

 

Artículo procedente de la página web de Pagano S.A.

 

 

VOLVER A ENLACES

Electrificadores | Controles y Mandos | Aisladores  | Cables y accesorios de unión | PortacablesPostes Portátiles | Comprobadores

Accesorios y Repuestos | Instalación de cercas | Pilas y Baterías | Energía solar y eólica | Antifuga caracoles | Varios | Normativa

Garantía y Calidad | Otros usos del pastor | Ventajas de la cerca eléctrica | Precios | Enlaces de interés | Editorial | Historial  Página de inicio Inicio

Copyright © 2001 ION Aplicaciones Electrónicas ®